España cumple el trámite con Hungría para acabar invicta la Fase de Grupos

Los de Sergio Scariolo se impusieron por un claro 87-64 en un partido en el que Pau Gasol se convirtió en el máximo anotador de la historia del Eurobasket.

El último partido de la Fase de Grupos para la Selección Española era un mero trámite. Y los de Sergio Scariolo cumplieron con nota este trámite para derrotar a Hungría por 64-87 y acabar esta primera fase del Eurobasket 2017 invictos. Además el partido también sirvió para que Pau Gasol se convierta en el máximo anotador de la historia del Eurobasket.

El choque no tenía mucho en juego, ya que España tenía asegurado el primer puesto del Grupo C y Hungría su clasificación tras la clara derrota previa de la República Checa frente a Croacia. Y eso se notó en un incio de partido timorato en el que Pau Gasol aprovechó para seguir engordando su cuenta anotadora en busca del récord.

Y precisamente el ver cuando iba a llegar ese momento de ver a Pau Gasol como máximo anotador de la historia del Eurobasket se convirtió en el gran interés de este inicio de choque. El de los San Antonio Spurs se fue al banco mediado el primer cuarto con 8 puntos en su cuenta partícular, a tan solo 6 de superar a su compañero de equipo Tony Parker. Y España cerró el primer cuarto con un cómodo 10-22 a su favor.

El inicio del segundo cuarto fue descafeinado, y las distancias se mantenían en torno a esa decena. El interés subió con el regreso de Pau a pista, y apenas un par de minutos tardó el de Sant Boi en convertirse en el máximo anotador de la historia del torneo. Y lo hizo con un triple que ponía su punto 1105 en su carrera en los Eurobasket.


Pese a la importancia de lo logrado la FIBA decidió no parar el juego, y su homenaje se limitó a poner en el videomarcador el hito logrado por Pau Gasol. Eso se notó en el juego, ya que España bajó un poco el pistón y Hungría logro mantenerse a una distancia prudencial al final de los primeros 20 minutos (29-41).

El tercer cuarto también discurrió por esos derrotero, con una España con el freno de mano echado, sin forzar más allá de lo necesario, y una Hungría que demostraba ser una Selección muy bien trabajada a pesar de su abrumadora inferioridad en cuanto a recursos. El 46-60 del final del cuarto lo reflejaba perfectamente.

A España ya no se le podía escapar el partido salvo catastrofe, y para evitarlo Sergio Scariolo puso en pista a la segunda unidad que tan buenos resultados está dando en lo que llevamos de Eurobasket. Y de nuevo los Chachos, Juanchos y compañía dieron su mejor versión para gustarse en estos diez últimos minutos hasta sellar la quinta victoria de esta fase de grupos con ese contundente 64-87.

España pasa invicta a los octavos de final, que jugará el próximo domingo contra Turquía o Letonia. Y desde luego las sensaciones hasta el momento no pueden ser mejores.

Estadísticas

Comentarios recientes