La rebelión de los "abuelos" de la NBA

Analizamos la que ya se ha convertido en la primera gran polémica tras conocerse el plan para terminar la temporada en la NBA.

Gregg Popovich y Alvin Gentry podrían quedarse fuera del banquillo. Foto: gettyimages
Gregg Popovich y Alvin Gentry podrían quedarse fuera del banquillo. Foto: gettyimages

Apenas unas horas después de anunciar un plan tan ambicioso como el diseñado por la NBA para finalizar la temporada, Adam Silver tuvo que afrontar la primera polémica y oleada de críticas, encabezada por pesos pesados de la liga y auténticos líderes de opinión. Y es que es de sobra por todos conocido el grave riesgo que entraña el coronavirus para los más mayores, por lo que el comisionado estaba especialmente preocupado por minimizar riesgos de contagios en ellos, llegándose a plantear no dejar estar presentes en los partidos a los entrenadores mayores de 60 años.

Gregg Popovich, Mike D´Antoni, Alvin Gentry y Rick Carlisle son algunos de los que pertenecen a este grupo y no dejaron pasar ni siquiera unos minutos para poner el grito en el cielo por lo que consideraban comentarios desafortunados de Silver. "Con la información que tenemos en estos momentos, vamos a tener que definir muy bien los protocolos, pero tengo la sensación de que los mayores de 60 años no deberían poder estar en los pabellones, independientemente de qué cargo ocupen. Quizá deberían quedarse en el vestuario o en otro lugar de la cancha donde puedan mantener la distancia social", dijo en SportsYahoo el mandamás de la NBA.

La reacción no se hizo esperar. Rick Carlisle, entrenador de Dallas Mavericks, desveló que había llamado a Adam para que le aclarara este asunto. "Ha terminado reconociéndome que se había precipitado al decir eso. Creo que no tiene sentido algo así, podemos ser personas perfectamente sanas, independientemente de la edad que tengamos y ya me ha asegurado que vamos a trabajar juntos para encontrar una solución que no sea expulsarnos de la cancha", aseguró.

Más contundente fue Alvin Gentry, entrenador de los New Orleans Pelicans. "Esto no tiene ningún sentido. ¿Cómo pretenden que pueda entrenar sin estar en la pista? Sería muy injusto que tomaran esa decisión. Sé los riesgos que asumo, pero no me pueden prohibir estar con mi equipo una vez se ha organizado todo esto", declaró. Todo indica que en las próximas semanas habrá conversaciones transversales para pulir este y otros aspectos, pero Adam Silver ya es consciente de que lo va a tener muy difícil para dejar fuera de la acción a los más mayores de la NBA.

Comentarios recientes