Burrell: "El abuso de Jordan nunca llegó a lo físico, no se atrevería conmigo"

El jugador de los Bulls cuya complicada relación con Jordan retrató The Last Dance, reflexiona sobre los límites que no sobrepasó el 23.

Scott Burrell habla de su relación con Michael Jordan. Foto: gettyimages
Scott Burrell habla de su relación con Michael Jordan. Foto: gettyimages

Si hay algo en el mundo del baloncesto por lo que será recordado el confinamiento mundial experimentado meses atrás, es por el estreno del documental The Last Dance, que ofreció un crudo y cercano retrato de Michael Jordan, una de las grandes personalidades en la historia del deporte. En mitad de la oscuridad y la preocupación, estos diez episodios brindaron horas y horas de entretenimiento y, por qué no decirlo, polémica. Una de las más relevantes se produjo en torno a Scott Burrell, el compañero de Jordan al que la estrella de los Chicago Bulls trató de manera abusiva e irrespetuosa en algunos momentos, como se ve en el documental.

El día que Michael Jordan ridiculizó a su compañero Scott Burrell

El día que Michael Jordan ridiculizó a su compañero Scott Burrell

Se puede decir que el mejor jugador de todos los tiempos no era una persona ejemplar que tratara con respeto a sus compañeros

Seguir leyendo

Meses después de la finalización del documental, algunos episodios revelados en el mismo siguen coleando y ni siquiera la vuelta a los entrenamientos de la NBA opaca del todo uno de los temas más candentes del 2020. Y es que Burrell se refirió al asunto en una entrevista para Hooshype. "Creo que se abordó el tema de manera demasiado dura en el documental, para mí no fue humillante lo que hacía Michael conmigo. Tuve la oportunidad de aprender del mejor y quería progresar como jugador de baloncesto, pero también como persona. Es evidente que Michael era duro conmigo, pero creo que todo se magnificó en las grabaciones por quién es él", aseguró Scott.

Su rol en el equipo era secundario, pero Jordan no le daba tregua y le retaba constantemente en entrenamientos, con un comportamiento que bien podría ser calificado como de intimidatorio y abusivo. "Todo lo que hizo fue para que estuviera preparado de cara a los momentos importantes de la liga. Su abuso siempre fue verbal, jamás llegó a lo físico. Era un hombre fuerte para su tamaño, pero sabía que no debía meterse en eso conmigo, no se habría atrevido", aseguró un Scott Burrell que con sus 2,01m de estatura ostentaba un físico imponente. Así pues, el gran damnificado del carácter fuerte de Michael Jordan sale a defenderlo y cree que lo visto en The Last Dance está algo desvirtuado.

Comentarios recientes