Brooklyn Nets y la importancia de ser primero en la Conferencia Este

Los neoyorquinos toman ventaja respecto a Philadelphia 76ers en una batalla de vital importancia para evitar a Milwaukee Bucks en segunda ronda.

Brooklyn Nets, lucha primer puesto Conferencia Este. Foto: gettyimages
Brooklyn Nets, lucha primer puesto Conferencia Este. Foto: gettyimages

Ser primero en la Conferencia Este es más importante que nunca esta temporada, y eso lo saben bien los dos equipos inmersos en una batalla sin cuartel por terminar ocupando esa posición, como son Brooklyn Nets y Philadelphia 76ers. La ventaja de los hombres dirigidos por Doc Rivers se ha diluido con sorprendente rapidez en las últimas semanas, en cuanto los de Steve Nash van mejorando el ensamblaje de sus nuevas piezas. Les separa 1,5 partidos y ambas organizaciones son conscientes de que quedar primeros supone la exención de un enfrentamiento hipotético muy difícil en segunda ronda de los playoffs, ante unos Milwaukee Bucks en tendencia claramente al alza.

A Brooklyn Nets les restan 10 partidos de temporada regular, en la que pretenden ir metiendo en dinámica a Kevin Durant. No podrán disponer del Big 3 al completo ya que la ausencia de James Harden se prolongará hasta la postemporada, pero están decididos a luchar por terminar en lo más alto. "Nuestro único objetivo es llegar en plena forma a los playoffs, no podemos relajarnos ahora ya que estamos en un momento decisivo. Necesitamos seguir construyendo una química de equipo e ir haciendo pruebas antes de que comiencen los playoffs", destaca en ESPN Nash, que sigue sin poder contar con la plantilla al completo, pero ha visto en Mike James una incorporación de lujo.

Philadelphia 76ers no puede permitirse errores si quiere ser primero de Conferencia Este

Mucho más importante sería para Philadelphia 76ers asegurar esa primera plaza. Algo más justos de efectivos e inseguros respecto a sus posibilidades, saber que para ser finalistas de Conferencia Este no tendrían que vencer a alguno de sus dos grandes rivales, supondría un influjo de confianza sin precedentes para Joel Embiid y compañía. Les quedan 11 partidos de liga regular y tienen que optar a ganar la inmensa mayoría si quieren tener alguna opción. Además, asegurar la segunda plaza es vital ya que jugarían primera ronda contra un equipo del play-in, con el cansancio y tensión competitiva que supone jugar ese formato para cualquier equipo.

Comentarios recientes