Ben Simmons, el gran señalado por el fracaso de Philadelphia 76ers

El australiano ni siquiera lanzó a canasta en el último cuarto y ha reconocido tener que mejorar mucho, además de asumir la responsabilidad de la derrota.

Ben Simmons, responsable fracaso Philadelphia 76ers. Foto: gettyimages
Ben Simmons, responsable fracaso Philadelphia 76ers. Foto: gettyimages

Quizá no vuelva a haber una oportunidad tan clara para que el proyecto de Philadelphia 76ers terminara cuajando y cerrara el círculo empezado hace años, con temporadas que supusieron una travesía en el desierto con la vaga promesa de alcanzar la gloria futura. Ben Simmons y Joel Embiid han comandado los últimos años una franquicia que ha ido haciendo ajustes con el fin de retener a sus dos estrellas, rodearlas de la mejor manera posible y optar al anillo. Estos playoffs NBA 2021 parecían erigirse en una especia de ultimátum, del que si no salían triunfadores, habría serias consecuencias. El base australiano es el gran señalado por su pésimo rendimiento ofensivo toda la serie y la derrota final ante Atlanta Hawks podría ocasionar un cambio de rumbo abrupto para la franquicia y el jugador.

"No he hecho lo suficiente por el equipo en ataque, lancé mal durante toda la serie y hay muchas cosas en las que necesito trabajar. Tengo que pensar con frialdad, intentar ser duro mentalmente y analizar todo lo ocurrido", declaró en ESPN el australiano, que en las cuatro próximas temporadas percibirá 140$ millones, una cifra que no se corresponde en absoluto con lo que ha hecho. A sus 25 años, sigue con los mismos defectos con los que llegó a la liga y lejos de mejorar su lanzamiento y argumentos en ataque, parece aún más estancado. El hecho de que varios equipos le hayan hecho faltas adrede para llevar a la línea de tiros libres ha mermado su confianza mucho y no ha demostrado ser un hombre con mentalidad fuerte para afrontar situaciones adversas.

Su impacto en defensa fue positivo, reboteó y asistió con eficacia, pero si se repasan sus datos estadísticos en los últimos cuartos de los partidos de la serie ante Atlanta Hawks, el estupor es notable: tres lanzamiento en siete partidos. Inasumible para un All Star y un hombre que percibe un salario como el del australiano. Su entendimiento con Joel Embiid está lejos de ser el mejor y el Philadelphia 76ers temen una desbandada del camerunés, ya que parece imposible prescindir de Ben Simmons en estos momentos. Por si esto fuera poco, el australiano ha terminado con el peor porcentaje de acierto en tiro libre en unos playoffs de toda la historia de la NBA, empeorando registros de Shaquille O`Neal y Wilt Chamberlain. Un desastre absoluto sin aparente solución sencilla para el equipo.

Comentarios recientes