Philadelphia Sixers accede a colocar a Ben Simmons en el mercado

La temporada va a comenzar y la situación del australiano con la franquicia no se ha resuelto, y urge mucho a las dos partes

Ben Simmons junto a su entrenador, Doc Rivers "Foto: NY Post"
Ben Simmons junto a su entrenador, Doc Rivers "Foto: NY Post"

El culebrón de Ben Simmons con Philadelphia Sixers continúa a una semana de que comience la nueva temporada de la NBA. Precisamente hoy hemos podido conocer novedades sobre el asunto, pero de momento la incertidumbre sigue reinando en toda esta situación que no parece tener una solución en el corto plazo, aunque se va avanzando por el bien de los intereses de todos.

Ben Simmons no quiere jugar ni un partido más en los Sixers. Eso ha quedado más que claro al ver que el jugador no se ha presentado a ningún entrenamiento y ha decidido asumir las multas correspondientes. Y pese a que desde el Wells Fargo Center han tratado de convencer al australiano para su regreso, ninguna de esas intentonas ha tenido éxito.

El paso dado durante el día de hoy por los Sixers es importante: han asumido que no recuperarán al 3 veces All-Star y le han colocado en el mercado para comenzar a recibir propuestas formales y cerrar de una vez por todas esta etapa que no beneficia ni al equipo ni al jugador.

Momento clave

Será Indiana Pacers (que parece el más adelantado con Caris LeVert como pieza de intercambio) o será otra franquicia, pero esta próxima semana será vital para que dese Philadelphia puedan aceptar alguna propuesta interesante a cambio de Ben Simmons y Doc Rivers pueda comenzar a preparar la temporada con todos sus activos disponibles.

Lógicamente, el punto de no entendimiento de los Sixers con el jugador responde al hecho de que no lo van a regalar. No van a permitir que ninguna franquicia aproveche la desesperación de la situación para intercambiarle por un jugador de menor valor de mercado.

Así las cosas, las novedades conocidas en torno al jugador y su equipo no representan un avance definitivo, pero sí bastante significativo como para poder creer que en los próximos días podremos comenzar a hablar de nombres propios, de jugadores y equipos inmersos en un posible acuerdo.

Comentarios recientes