Ben Simmons está recibiendo tratamiento para mejorar su salud mental

Fuentes cercanas a Philadelphia 76ers aseguran que el base australiano está lejos de reaparecer ya que ha entrado en protocolos de salud mental.

Ben Simmons, problemas de salud mental. Foto: gettyimages
Ben Simmons, problemas de salud mental. Foto: gettyimages

El culebrón del verano ha adquirido otro enfoque en el otoño. Ben Simmons se decidió la pasada semana a reconocer que su lesión de espalda no es la única dolencia que le aqueja en estos momentos, sino que hay algo mucho más grave y poderoso que puede marcar el devenir de su carrera: la salud mental. Desde que el australiano se dirigió a sus compañeros y cuerpo técnico en una charla muy necesaria, después de que hiciera gala de un pésimo comportamiento en un entrenamiento y de que Doc Rivers acaba expulsándolo de una sesión, todo ha entrado en una fase de calma tensa y armisticio. Reconocer que sufre de problemas de salud mental, que estarían orientados a depresión y ansiedad, ha desbloqueado algunas cosas, tal y como se informa en SportsYahoo.

Una de ellas es la actitud de sus compañeros hacia Simmons, pasando de la ira y la indignación, a la condescendencia y el apoyo después de ese anuncio. Otra es la puesta en marcha de los mágicos protocolos de la NBA que buscan salvaguardar la salud de sus jugadores y rodearlos de los mejores profesionales para que superen todos sus problemas. El Sindicato de Jugadores está brindando ayuda especializada a Simmons para mejorar su estado de salud mental, y lo hace en las instalaciones de unos Sixers que se han puesto a disposición del jugador para ayudarle en este proceso. Quedan atrás, por el momento, las rencillas y odios entreverados que se apreciaron en los últimos meses.

Estar siendo tratado de un problema de salud mental dificulta el traspaso de Ben Simmons

La enorme presión mediática que ha tenido que soportar Ben Simmons desde que terminara la pasada campaña y las pésimas decisiones que tomó durante el verano han sido una losa demasiado pesada para un chico joven y con poca experiencia en estas lides. Se sintió solo después de que Philadelphia 76ers y creyó que su técnico y compañeros le responsabilizaban en exceso del fracaso, por lo que entró en una espiral de inseguridades y decisiones precipitadas que le ha llevado al borde del abismo. Aún está a tiempo de rectificar el rumbo, pero falta mucho para poder volver a disfrutar de su juego, ya sea en la franquicia de los Sixers o en otra, si de da un traspaso.

Comentarios recientes